K – Brix

CONCENTRA AZÚCARES (ENGORDADOR)

Fertilizante Líquido

Agrunitriente K-Brix es un fertilizante líquido potásico libre de cloro, azufre y nitrógeno que auxilia en el transporte de los nutrientes en la planta funcionando como vehículo aumenta los grados brix y el tamaño del fruto.

El Potasio K regula el movimiento de azúcares (a través del floema ) a otras partes de la planta para su utilización y almacenamiento, mejorando el contenido de azúcar de los frutos, tales como grados brix, relación azúcar/ ácido, intensidad de pigmentos como xantofilas y carotenos, así como firmeza y consistencia del fruto, influyendo así mismo en su precocidad, garantizando altos rendimientos y muy buena calidad de los frutos.

Este sistema de transporte es regulado por ATP, que a su vez es regulado por Potasio (K) . El Potasio (K) + activa más de 80 enzimas que participan en el crecimiento de las plantas, regula la apertura y cerrado de los estomas y activa la enzima que regula síntesis de almidones. El Potasio (K) en las raíces produce una gradiente de presión osmótica que lleva el agua dentro de la planta.

Fortalece la planta, ayudando a crear resistencia a las enfermedades y extremos climáticos. La adecuada nutrición con Potasio (K) mejora la calidad de los cultivos y la duración en postcosecha de frutas y hortalizas.

El potasio en el suelo comprende 2,6% de las rocas ígneas de la corteza terrestre, se encuentra en el suelo en minerales primarios y meteorizados en las formas intercambiable “no-” intercambiable y soluble en agua. La forma química en la que se encuentra este nutriente es como ión K+, el cual se mueve fundamentalmente por difusión.

En la nutrición de las plantas las formas aprovechables son la intercambiable y la soluble en agua (rápidamente asimilable), el potasio “no-” intercambiable actúa como una reserva del elemento. Potasio (K) estructural o de reserva de 90-95%), el Potasio (K) rápidamente asimilable, forma del 1 – 2% del potasio total, la rápida disponibilidad corresponde al Potasio (K) de la solución del suelo que representa menos del 1% del Potasio (K) total del suelo.

Por esta razón en cultivos intensivos se justifica la aplicación complementaria de Potasio (K) que permita cumplir con los requerimientos del cultivo y con esto garantizar una alta producción, con altos estándares de calidad.

 

Descarga nuestro catálogo digital

¿Necesitas más información?